Una pareja encuentra una cajita de 1951 tras el techo de su casa. Lo que hay dentro los deja boquiabiertos

Una familia estadounidense ha vivido varios años en esta casa que fue construida alrededor de 1940. Poco a poco, han ido renovando cada una de las habitaciones. Ahora ha llegado el turno del sótano. Todo empezó como un trabajo tedioso que no despertaba el entusiasmo de nadie. Pero terminó siendo una de esas aventuras que todos deseamos vivir alguna vez.

Para empezar con las renovación, tienen que quitar completamente el techo. Detrás hay una capa muy gruesa de polvo que se ha acumulado durante décadas.

Una capa muy gruesa de mugre sugiere que la caja de metal ha permanecido aquí durante mucho tiempo. Está atada con un cordón lleno de moho. ¿Qué se oculta ahí dentro? ¿Joyas, acciones, o solo algunos juguetes viejos?

¡El suspenso aumenta enormemente mientras tratan de abrirla. Primero tiran del cordón.

Loading...
loading...

La caja contiene varios paquetes envueltos en papel encerado. En este momento, la familia echa a volar su imaginación.

Debajo de los envoltorios hay un periódico muy amarillento, del 25 de marzo de 1951. El tesoro secreto debe estar aquí desde entonces, escondido e intocable.

Al ver la forma de los paquetes, ya habían creado ciertas expectativas. Al desenvolverlos, la pareja confirma las sospechas que ninguno de los dos se había atrevido a expresar: alguien atesoró su dinero en este lugar. Un fajo muy grueso de billetes de 20$ le espera a los nuevos dueños.

Pero con el siguiente paquete, la emoción sube de intensidad. Esta vez, el paquete tiene billetes de 50$. Y finalmente, uno más que contiene exclusivamente billetes de 100$. ¡En total, la familia se encuentra frente a 23.000$!

Todos los billetes se emitieron entre 1928 y 1934. Para mayor seguridad, la pareja consulta a un abogado. Pero resultó que la primera dueña de la casa, una mujer mayor, había muerto unas décadas atrás. Así que pueden celebrar la inesperada fortuna (inmediatamente, invirtieron el dinero en más reformas de la casa). ¡En este caso, lo bueno les llegó de arriba.

Loading...
loading...