Un hombre llevó a su perro al veterinario porque tenía muchos dolores. Cuando le abrió la boca casi vomita

<br /> Un hombre llevó a su perro al veterinario porque tenía muchos dolores. Cuando le abrió la boca casi vomita<br />

Un veterinario del hospital Hoisington de Kansas (EE.UU.) abrió la boca de un perro empapada de espuma y saliva. No daba crédito al ver lo que tenía dentro. ¡Había toda una colonia de mariquitas pegadas a las encías del canino! Pero, después de todo, el veterinario no estaba tan sorprendido: “Este es el segundo cachorro con el mismo problema que he visto hoy… Cuando tu perro muestre los mismos síntomas en la boca, es muy probable que se trate de mariquitas”.

Las mariquitas se introducen en la boca de los perros a través de la hierba común y después se asientan en sus encías. Las mordidas de estos insectos son dolorosas, además secretan una sustancia por las patas que provoca ardores en la sensible piel interna de la quijada y en la lengua. Exceso de saliva y espuma en la boca son señales de una plaga de estos insectos.

Por suerte, no es muy difícil extraer estos diminutos intrusos con tus dedos o una cuchara. Pero después, el veterinario tiene que curar las heridas internas del perro. Este canino de Kansas ya se ha recuperado. Ahora su dueño tiene mucho más cuidado cuando el cachorro empieza a explorar la hierba.

Loading...
loading...

¡Comparte estas fotos con aquellos amigos amantes de los animales para que puedan detectar los síntomas de la infestación de mariquitas en sus compañeros de cuatro patas!

ADS:

Desplaze el menu hacia la Izquierda. –>

Loading...
loading...