Un hombre deja amablemente agua y comida en una tumba, pero lo que encuentra al día siguiente lo deja sin palabras

<br /> Un hombre deja amablemente agua y comida en una tumba, pero lo que encuentra al día siguiente lo deja sin palabras<br />

Keli Keningau Prayitno tiene 28 años, vive en una isla de Indonesia y ya cuenta con un gran número de experiencias fuera de lo común. Pero un día que pasaba por un cementerio, notó que había una gata muy especial sentada al lado de una lápida; esto casi le rompió el corazón.

La primera vez que vio al felino, pensó que vivía allí. Como tenía pinta de hambriento , le dejó algo de agua y comida, y siguió su camino.

Pero al día siguiente, escuchó un lastimoso maullido de nuevo. Allí estaba la gatita, descansando sobre la misma lápida, lejos de la comida y el agua. Keli decidió seguirle los pasos y prepararle más comida. Esta vez trató de acercarse un poco más y se dio cuenta de que la minina no parecía callejera.

Loading...
loading...

Repitió el mismo procedimiento un día después. Finalmente, la gata dejó que él la acariciara y ¡Keli decidió adoptar al animal!





Pero a pesar de todo lo que Keli hizo, hubo algo que no cambió: la gata regresaba a la tumba todos los días como si fuera atraída por un poder mágico. Estaba dispuesto a descubrir cuál era el motivo. Después de varias investigaciones, descubrió algo asombroso: “Desde que la dueña de la gatita murió, ella había ido todos los días a su tumba. No quería regresar a casa. Había estado allí casi un año. Pasaba la noche aquí y maullaba”.


La gata y su dueña deben haber tenido una magnífica conexión. Keli sigue cuidándola mientras ella continúa con su luto, y está profundamente conmovido por la lealtad que le guarda a su antigua dueña. ¡Uno apenas puede imaginarse lo que esta mujer significaba para esta gatita! Esta relación tan especial es verdaderamente entrañable.

Ads


Contenido

ADS:

Desplaze el menu hacia la Izquierda. –>

Loading...
loading...