Un estudio descubre cuál es la postura más peligrosa para hacer el amor

La posición de los amantes en la cama influye en la probabilidad de sufrir un accidente.

Sota, caballo y rey. Perrito, misionero y cowgirl. Pocas cosas existen más universales que las posiciones que una pareja adopta a la hora de hacer el amor, por mucho que el Kama Sutra nos descubriese decenas de caminos alternativos para alcanzar el placer. A la hora de seleccionar una postura u otra, solemos pensar en términos de comodidad y efectividad; la experiencia suele ser una buena consejera (aunque también el camino más corto al aburrimiento) a la hora de saber qué funciona y qué no.

Por lo general, solemos olvidar los riesgos que tiene hacer el amor. Afortunadamente, muy pocos de nosotros hemos sufrido fracturas de pene o desgarros vaginales, accidentes más habituales de lo que pensamos, por lo que infravaloramos los riesgos asociados al coito. Una investigaciónpublicada en el último número de Advances in Urology promete haber encontrado cuál es la postura sexual más peligrosa, especialmente para los hombres: se trata de aquella en la que la mujer cabalga al hombre, ya sea de frente o de espaldas (cowgirl in reverse).

Todo el peso del cuerpo femenino descansa sobre el miembro viril masculino, lo que puede producir su aplastamiento o fractura

¿Por qué resulta tan dañina esta postura, que suele ser preferida por las mujeres en cuanto que les permite un mayor control de sus movimientos? Precisamente, por esa misma razón: porque todo el peso del cuerpo femenino descansa sobre el miembro viril masculino, lo que puede producir su aplastamiento o fractura en caso de error. Además, y al contrario de lo que podría ocurrir en otras posiciones, el hombre no puede reaccionar inmediatamente si se produce un accidente. El estudio destaca que si bien estos percances pueden dañar también a la mujer, son los hombres quienes salen peor parados.

El sexo seguro era esto

Loading...
loading...

El estudio destaca que el 50% de las fracturas de pene en una relación heterosexual suelen producirse en esta posición, seguida por la postura del perrito (responsable de un 28,6%) de los accidentes. Por el contrario, la posición más segura era la del misionero, es decir, aquella en la que el hombre se sitúa encima de la mujer y realiza la mayor parte del movimiento. Como explican los investigadores, “cuando el hombre controla el movimiento, tiene más posibilidades de detener la energía de la penetración en respuesta al dolor que siente en el pene, minimizándolo”.

Los datos han sido extraídos a partir del análisis de 44 casos de fractura de pene. 28 de los hombres fueron dañados durante el sexo con una mujer, mientras que cuatro eran homosexuales; el resto se debían a la masturbación (en concreto, 6 de ellos) o causas desconocidas. Los síntomas de la fractura del pene son claros: casi todos ellos suelen sentir dolor y la aparición de un hematoma en el miembro. Suele ir acompañada por detumescencia (deshinchamiento del órgano) y, en algunos casos, sangrado y el sonido de una fractura. En la mayor parte de casos se requiere una cirugía inmediata para reducir los efectos de dicha rotura.

No es esta la primera investigación que se pregunta por la mejor posición para practicar sexo… O, al menos, la más segura. El pasado mes de septiembre, un estudio realizado por la Universidad de Waterloo en Canadá puso al descubierto cuáles eran las mejores posturas para evitar los dolores de espalda. Según la investigación, la posición del perrito (en la que la parte pasiva de la pareja se recuesta boca abajo en la cama) es la mejor para reducir la tensión nerviosa. Además, recordaba que empujar con las caderas y no con la espalda es de vital importancia para evitar que el placer termine convirtiéndose en dolor. 

Loading...
loading...