Los médicos decidieron “desconectar” a su hijo, pero este desesperado padre tomó un arma. Entonces su hijo en coma hizo algo que dejó sin palabras a todos

Si alguien que amas estuviera en peligro mortal, ¿qué estarías dispuesto a hacer? Sin duda, este padre fue demasiado lejos. Pero, después de todo, ninguno de nosotros podemos saber qué hubiéramos hecho en su lugar.

En enero de 2015, George Pickering III cayó en coma en un hospital de Houston después de haber sufrido un grave infarto cerebral cerebral. El chico de 27 años ya había sufrido varios ataques de apoplejía antes. Pero esta vez, los médicos habían certificado su muerte cerebral. 

El diagnóstico fue un duro golpe para la familia, especialmente para su padre, George Pickering II. No se separaba ni un instante de su hijo, y el personal del hospital empezó a preocuparse por su salud mental, así que le otorgaron el poder de decisión a la madre del joven.

Por último, los doctores le pidieron autorización para desconectar a su hijo de los aparatos que lo mantenían con vida de forma artificial y poder donar sus órganos a otros pacientes enfermos. Después de una dura lucha consigo misma, la madre aceptó la petición y los médicos iniciaron el procedimiento.

Pero el padre de George no podía soportar que su hijo llegara al final de su vida. Sentía en lo más profundo de su corazón que su hijo no tenía que morir. Cuando se enteró de la decisión de su exesposa, tomó una pistola y amenazó al personal del hospital. Se trataba de su último recurso para evitar que los médicos cometieran, según él, un terrible error. Su otro hijo le arrebató la pistola de las manos. Pero el enfurecido padre consiguió una segunda pistola y se negó a dejar la habitación de su hijo. Permaneció a su lado durante tres horas mientras la policía trataba de negociar con él.

Loading...
loading...

Durante ese tiempo sostuvo firmemente la mano de su hijo. Le suplicó al cuerpo inmóvil que le diera una señal de vida para que los doctores se convencieran de que todavía podían hacer algo para ayudarlo. Después sucedió algo absolutamente increíble: mientras todos lo miraban, el joven de la supuesta muerte cerebral presionó levemente la mano de su padre tres veces. Los médicos se quedaron mudos de la impresión. Cuando lo examinaron nuevamente, confirmaron que mostraba ciertas reacciones que un paciente con muerte cerebral no puede tener. Profundamente aliviado y agradecido, su padre se entregó a la policía.

Posteriormente, George hijo despertó del coma y ahora está totalmente recuperado. Su padre cumplió una sentencia de once meses en prisión por intento de agresión con arma mortal. Obviamente este no fue el mejor camino, pero fue el único para salvar la vida de su hijo. George hijo estaba absolutamente conmovido y agradecido cuando supo todo lo que su padre hizo para protegerlo.

Aquí puedes ver el vídeo con toda la historia (en inglés): mas abajo:

Por fortuna, la desesperada acción de George padre no hirió a nadie. Su hijo fue capaz de comunicarse con él y todos los demás para que se dieran cuenta de que todavía le quedaba una pizca de vida. Lo que parecía una tragedia se transformó milagrosamente en una historia feliz.

Loading...
loading...