Hillary Clinton todavía puede ganar la presidencia de los Estados Unidos

Para ganar las elecciones en EE.UU. se debe ganar en muchos estados aunque sea por un voto de ventaja que ganar en unos pocos estados por una abrumadora ventaja de millones de votos.

Los sistemas electorales, en general, otorgan la victoria al candidato que recibe más votos pero el de Estados Unidos es distinto.

En ese país la elección presidencial es una votación indirecta, gana el candidato que consiga más colegios electorales, no la mayoría de votos.

La candidata por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, ganó el voto popular al obtener 59 millones 926 mil 653 votos, es decir, más de 200 mil votos por encima de Donald Trump, pero perdió las elecciones porque obtuvo 228 votos electorales de los 270 que como mínimo debe alcanzar el candidato.

Desde que Donald Trump ganó y será el nuevo Presidente de Estados Unidos nuestro pan tiene sabor rancio y nuestros corazones se han tornado oscuros.

Nos asustó durante toda su campaña de ser exageradamente estricto no sólo con los inmigrantes, con todo aquel que no sea Estadounidense en realidad. Mientras estamos sufriendo y las calles del país norteamericano se llenan de “Anti-Trump” hay una pequeña esperanza, algo que nos hace creer en las leyes y en las personas: aún hay una manera de que Hillary Clinton sea Presidenta de Estados Unidos, ¿cómo? sigue leyendo y lo descubrirás. El problema es que es una posibilidad mínima… pero algo es algo.

Voy a decir esto directamente: Aún hay una manera de que Hillary Clinton pueda ser presidenta, pero las posibilidades de que suceda son extremadamente pequeñas.

No por eso hay que perder la esperanza.

Loading...
loading...

Déjame explicar. Clinton ganó el voto popular con 200 mil, pero Donald Trump dominó el voto electoral en 290 a 228 de Hillary. Un candidato debe recibir 270 votos para ganar.

Sin embargo, el resultado no es oficial hasta que los miembros del Colegio Electoral se reúnan y emitan su voto el 19 de diciembre.

Perfecto, ¿y?

Básicamente los electores tienen el poder de ir contra el voto electoral.

Tal como leíste. Si vives en Pensilvania y no te gusta el hecho de que tu estado se volvió “rojo” al final de la noche de las elecciones, puedes o votar por Hillary o abstenerte de votar.Estas personas son llamadas “electores de fe”, los cuales según “Fair Vote” ha habido 157 desde que se fundó el colegio electoral.

De estos 157, 82 votantes cambiaron su voto por preferencia personal, tres dejaron su voto porque no les gustó ningún candidato y 71 cambiaron su voto porque el candidato original murió antes del día en que la universidad emitió sus votos.

¿Eso significa que Hillary tiene una oportunidad? Pequeña, pero sí, la tiene.

Aunque ha habido electores sin fe en el pasado, todos ellos han tenido un impacto en el resultado de las elecciones. Esta sombría predicción no ha impedido que los partidarios de Clinton se aferren a esta última esperanza.

De hecho una petición apareció en Change.org animando a estos electores a emitir su voto para Clinton el 19 de diciembre. Ya van casi 400 mil personas y tú también los puedes animar aquí. Espero que esto de verdad cambie las cosas, porque por ahora sólo veo un oscuro futuro con Trump en la cabeza.

Loading...
loading...