Este experimento con una cheeseburger ha dejado en shock a millones de fans de McDonald’s. ¡No pienso volver nunca!

Actualmente, todos sabemos que la comida rápida no es exactamente la opción más saludable. Las personas que basan su dieta en hamburguesas para llevar, patatas fritas o refrescos tienen un riesgo mucho más alto de padecer sobrepeso, desarrollar diabetes o una enfermedad cardíaca

Científicos de la Universidad de Nottingham querían examinar a fondo lo que pasa cuando digieres una hamburguesa de queso, así que tomaron una típica hamburguesa de queso de McDonald’s y la sumergieron en ácido clorhídrico durante tres horas y media:

Grabaron el experimento y lo publicaron en YouTube, y hasta la fecha ¡lo han visto más de 16 millones de veces! Si eres un aficionado a la comida rápida, tal vez prefieras no ver esto:

Loading...
loading...

El ácido clorhídrico se encuentra en el estómago humano y se encarga en gran medida de digerir todo lo que comemos. Cuando el ácido clorhídrico presenta un nivel de pH entre 1 y 1.5 (lo que es muy ácido), tiene la potencia suficiente para desintegrar los alimentos y matar la mayoría de las bacterias antes de que puedan causarnos algún daño. Si no fuera por la capa mucosa protectora, ¡nuestros estómagos podrían, de hecho, comerse a sí mismos!

Los ciéntificos estaban bastante sorprendidos al ver que después de tres horas y media la hamburguesa de queso no estaba completamente desintegrada. Por el contrario, encontraron una asquerosa masa negra y blanda.

Normalmente, tardamos entre 24 y 72 horas en digerir los alimentos, pero el tiempo depende del tipo de alimentación. Una ensalada de frutas, por ejemplo, puede digerirse en tan solo 30 minutos, mientras que una Big Mac puede tomar hasta tres días para que se desintegre completamente. Esto tiene mucho que ver con el hecho de que las hamburguesas están llenas de grasas insaturadas, conocidas comúnmente como “grasas trans”. Por otro lado, las frutas y las verduras son mucho más fáciles de digerir.

Disfrutar de una hamburguesa en una cadena de comida rápida muy de vez en cuando no es un gran problema, y no hay nada de que preocuparse. Pero la mayor parte de tu dieta debe estar compuesta por alimentos frescos y saludables, como carne magra, lácteos, pan de grano integral, frutas y hortalizas. La realidad es que comer correctamente puede ayudarte a prevenir muchas enfermedades y peso extra. Mantener una dieta saludable no es tan práctico como ir en coche a recoger tu hamburguesa, pero al final, tu cuerpo te lo agradecerá.

Loading...
loading...