Este animal se encuentra en peligro de extinción por esta escalofriante razón

El Aye – aye es un primate nocturno que vive en Madagascar, su cuerpo mide poco más de 40 centímetros y se alimenta de larvas e insectos.

Una de las cosas que hacen más curioso a este mamífero es que puede ver en la oscuridad y tiene además dientes de roedor, orejas de murciélago y una cola larga y peluda. Esta es la razón por la cual la población de la isla de Madagascar ha decidido acabar con él, pues creen que se trata de una criatura demoníaca y de mal presagio que no debe vivir entre ellos.

Las personas de la localidad aseguran que cuando este animalito apunta con su dedo a alguien, este muere poco después de forma horrible. Esta extraña y absurda superstición ha hecho que la gente lo mate por miedo y rencor.

Loading...
loading...

Sin embargo, precisamente para acceder a sus presas el Aye-aye ha desarrollado las adaptaciones especializadas que le confieren su apariencia tan rara, pues de esta manera realiza más fácilmente las tareas de casa.

El Aye-aye no solo es el primate nocturno más grande, también tiene la cabeza proporcionalmente más grande respecto a su cuerpo de entre todos los primates. De hecho, su modo especializado de alimentación consiste de un comportamiento más complejo y con motricidad más fina que todos los demás lemures. En los Aye-aye infantes, esta proporción se nota de forma más acentuada, tanto que hasta se podría decir que son tan feos que enternecen, explican los científicos que los estudian.

La única población de esta criatura es muy pequeña y corre riesgo de desaparecer. Limitada únicamente a los bosques de la isla, se encuentra amenazada no solo por la reducción de su hábitat debido a la tala sino también por culpa de la superstición, pues los lugareños que se cruzan con ellos optan por matarlos para evitar las maldiciones que ellos están convencidos que les podrían traer.

Conoce la historia de este pequeño animalito en este video: