Esta pareja dejó a su recién nacido a solas con “un perro asesino”. Lo que pasó después debería hacernos reflexionar

Cuando escuchamos la palabra “pitbull”, a la mayoría se nos viene a la mente un sangriento ataque canino. Nunca se nos ocurriría dejar a un niño pequeño a solas con una de estas “máquinas asesinas”. Sin embargo, eso es exactamente lo que estos padres hacen: dejar a su bebé, Siegmund, en manos de este tipo de perro. 

 Lo cierto es que, en la vida real, esta “bestia salvaje” es tan dócil  como un cordero. Lo único que Akamara, una hembra pitbull terrier de dos años, estaba planeando hacer, era estar acurrucada junto a Siegmund todo el tiempo.

Justin Acuff, dueño del perro y padre de Siegmund, decidió escribir este llamado para que podamos comprender mejor a estos perros “de ataque”

Seigmund nació el 26 de noviembre de 2014. Vio a Akamara por primera vez el 27. NUNCA dejamos a Sigmund a solas con Akamara; después de todo, era peligroso para él. Podría acurrucarse encima de él y asfixiarlo”.

Muchas personas ignoran que los pitbull terrier son perros-niñeros. Como declara el club United Kennel (UKC) en su informe sobre razas: “Los pitbull terrier son una excelente compañía familiar y siempre han mostrado afecto por los niños”. Debido a que son muy amigables, suelen ser muy malos perros guardianes.

uizás las peleas de perros han existido desde que los humanos aprendieron a domesticarlos, pero han florecido como deporte ilegal durante el último siglo. Los pitbull son una de las razas más requeridas para esta razón, aunque ellos no tienen la culpa: no los eligen para pelear por su mal temperamento, sino porque muerden con mucha fuerza.

Puedes tomar un perro territorial y defensivo, una conducta normal en casi todas las razas, enseñarle a socializar desde que es un cachorro y entrenarlo para limitar su agresividad, o bien, convertirlo en un ejemplar de pelea. Es un delito, pero es posible. Además, cuando estos perros son rescatados, pueden sufrir estrés postraumático u otro tipo de alteración mental que aumenta los riesgos de un ataque, especialmente si el rescatador es una persona inexperta o que desconoce sobre el tema. La raza, en todo caso, no tiene nada que ver. Si pudieran, los entrenadores pondrían a pelear a chihuahuas.

Loading...
loading...



Akamara fue rescatada del abandono. La recibí hace seis meses con sarna, sin vacunas y con una desesperada necesidad de atención. Su sistema inmune era extremadamente deficiente y padecía de infecciones de oído.

Solo recuérdalo, un asesino no se parece en nada a un pitbull. Esto sí:”

Estas fotos muestran claramente qué tan tiernos son en la vida real estos mal llamados “perros de ataque”. Akamara tuvo la suerte de ser rescatada y de tener un hogar en donde pudiera ser ella misma. Cualquiera dejaría a su bebé con un perro como este.

Es hora de acabar con la crueldad hacia los animales y entender de una vez por todas que muy raramente los perros son agresivos de nacimiento. ¡No son los animales los que merecen nuestras críticas, sino sus amos!

Loading...
loading...
Mira el artículo completo de Justin, el cual han leído y compartido muchas personas alrededor del mundo.