Esta mujer embarazada se hizo un ultrasonido. Cuando el doctor vio lo que allí aparecía, se quedó mudo

El sueño de muchas parejas es tener hijos. A algunas les resulta muy fácil. Otras, lamentablemente, jamás lo logran. Y están también aquellas que reciben su deseo después de mucho intentarlo. Este último fue el caso de Rachelle y Jayson Wilkinson, un matrimonio de Texas, Estados Unidos. Sin embargo, la sorpresa que recibieron fue mucho más impresionante de lo que podrías imaginar. 

El feliz matrimonio llevaba varios años casado y ya tenía dos hijos, Kaiya y Riley. Como su amor aún alcanzaba para más, decidieron que estaban listos para tener un tercero. Sin embargo, intentaron durante mucho tiempo y nada daba frutos. 

Aún así, la pareja no se rindió, por lo que decidieron comenzar un tratamiento para la fertilidad de Rachelle. El especialista le recetó hormonas y, afortunadamente, el tratamiento dio frutos, ya que prontamente Rachelle quedó embarazada. Cuando fueron a su primer ultrasonido, el doctor les anunció emocionado que podía escuchar dos latidos distintos: dos óvulos habían sido fertilizados y, por ende, dos nuevos bebés venían en camino. ¡La pareja estaba radiante de felicidad!

Ojalá la cuenta terminara aquí, pero no es así, ya que tan solo un poco después recibieron la noticia que cambió sus vidas: no solo eran dos latidos los que se podían escuchar, sino que CINCO. ¡Rachelle estaba embarazada de quintillizos! “Decir que estaba en shock solo comienza a describir lo que sentí en ese momento”, escribe en su blog, “El doctor empezó inmediatamente a explicar los riesgos de intentar tener cinco bebés y me recomendó fuertemente que abortaramos selectivamente tres de los fetos, para darles a los dos restantes una mejor oportunidad”. 

Todos los especialistas les recomendaron lo mismo: reducir el número de fetos a solo dos. Pero, ¿cómo tomar esa decisión?¿Cómo decidir quiénes deben vivir y qué fetos abortar? La familia Wilkinson simplemente no pudo y, como respuesta, le dijeron a los doctores que iban a continuar con el peligroso embarazo múltiple, a pesar de todos los riesgos. ¡Qué valentía!

Loading...
loading...

Por suerte, pudieron encontrar un doctor que accedió a tomar su caso. El embarazo se desarrolló con normalidad, y los cinco pequeños crecían sanos en el vientre de su madre. Por supuesto, como ocupaban tanto espacio, ¡Rachelle estaba más que enorme! Aquí puedes ver una fotografía de ella a sus 33 semanas de embarazo:

Y así, en el inolvidable día 20 de julio del año 2007, llegaron a este mundo cinco hermosos y sanos bebés (tres niñas y dos niños), a quienes llamaron Kassidy, Kaydence, Kyndall, Rustin y Ryde.

Todos quisieron estar presentes en este especial día. De hecho, en la sala de parto habían 29 personas ayudando a que todo saliera perfecto. ¡Nunca unos bebés habían sido tan esperados!

Por supuesto, la historia no termina allí. La verdadera historia comienza cuando la familia de, ahora, 7 hijos, llega a la casa a comenzar su nueva e intensa rutina. Pero eso es harina de otro costal. Lo importante es que los quintillizos han crecido sanos, fuertes y rodeados de amor. Puedes ver los tiernos y divertidos videos que su padre, Jayson, sube a su canal de Youtube para que todos podamos vivir, al menos por unos cuantos minutos, lo que significa tener quintillizos. ¡Conmovedor! 

Mira este video (en inglés) sobre el embarazo y vida de la familia Wilkinson: 

Loading...
loading...