En su 18º cumpleaños le cuenta a su madre que abusan sexualmente de ella. Días después, le explota el estómago

El día que Amy Oestreicher, de Connecticut, EE.UU., cumplió 18 años decidió contarle a su madre lo que llevaba meses escondiendo: alguien llevaba 6 meses abusando sexualmente de ella. El sueño de Amy era trabajar como actriz en el mundo de los musicales y llevaba tiempo tomando clases con un prestigioso profesor de canto. Pero mientras Amy sacaba buenas notas y todo parecía ir viento en popa, la chica sufría a manos de un acosador anónimo.

Sin embargo, antes de que a su madre le diera tiempo de buscar ayuda psicológica para su hija, Amy empezó a notar hinchazón y dolor de barriga. Después de que el médico le asegurara que se trataba únicamente de gases, en el aparcamiento de la consulta del doctor a Amy le “explotó” el estómago.

A solo 2 semanas del baile de graduación de su escuela, Amy cayó en un profundo coma. Los médicos no se explicaban lo que había sucedido: la chica fue operada a vida o muerte después de que encontraran una enorme cantidad de líquido en su estómago. Al parecer, su sistema digestivo estaba “muerto”, y había dejado sus intestinos negros. Amy despertó 6 meses después para escuchar una terrible noticia: ahora no tenía estómago. Por ello, comer o beber literalmente la matarían. Y así pasaron 6 largos años, durante los que Amy siguió sometiéndose a operaciones con la esperanza de poder volver a beber o comer. 

Loading...
loading...

Pero a los 20 años Amy decidió en un impulso presentarse para un papel en el musical de Oliver y ¡finalmente consiguió su sueño! Además, 1 año después, tras su 13ª operación, la chica pudo dar su primer bocado en 3 años (un waffle). Sin embargo, los médicos le dijeron que solo podría comer una vez cada muchos meses. 

Un día, 6 años después de la operación que le salvó la vida, Amy se hartó de pasar sed y le dio un sorbo a una botella de agua. ¡Maravillada se dio cuenta de que no pasaba nada! Por fin podía volver a beber y comer. ¡Y Amy logró por fin comenzar su propio musical en Nueva York! Aunque tuvo que volver al hospital de nuevo, Amy decidió no rendirse: se matriculó en la Universidad y se apuntó a un sitio web de citas. Poco después, conoció a Brandon Thetford ¡y solo 4 meses después celebraron su boda.

Hoy Amy se pregunta cómo hubiera sido su vida si su estómago no hubiera explotado, pero lo cierto es que en ese caso, nunca hubiera conocido a su marido ni escrito su primera obra de teatro. Al fin y al cabo, un camino difícil en la vida nos puede enseñar muchas cosas. ¡Bravo por Amy!

Loading...
loading...