Ellos nos muestran que adoptar una mascota cuando tienen un bebé es lo más maravilloso del mundo

Si amas los animales, tienes una mascota, y quieres tener un hijo; no puedes negar que una de las primeras cosas que se te vinieron a la cabeza antes de tomar esta decisión, es la relación que habrá entre tu animalito y tu hijo.  Es probable que si tienes un perro o un gato, te hayan dicho que existirán celos entre ambos.

Cuando esperábamos el nacimiento de mi primer hermano, nunca imaginamos cómo sería la relación entre el bebé y Ogú, nuestro Mastín Napolitano que se comportaba como humano; él era parte de mi familia, era el hermano que no tenía. Le encantaba dormir en un colchón y robar los helados de las niñas que se le acercaban cuando íbamos a la playa; dormía en más de la mitad de mi cama y jamás dejaba de roncar: lamentablemente murió meses después que mi primer hermano naciera, nunca pudimos ver cómo sería la relación entre el perro y mi hermano Tomás; pero estoy segura que hubieran sido aún mejor que conmigo misma: él era un bebé, y Ogú lo hubiera protegido como el guardián que era.

Foto referencial / Mastín Napolitano junto a un bebé/ Notinerd
Foto referencial / Mastín Napolitano junto a un bebé / Notinerd

Si bien esa fue mi experiencia, también lo fue para esta familia que no estaba segura si adoptar un gato cuando ella estaba embarazada.

BlogLosgatosnoviajan
BlogLosgatosnoviajan

Bored Panda nos muestra como, el tierno gatito se comporta con este bebé, que adora cuando su primer mejor amigo Lemsie lo lengüetea en la cabeza.

Loading...
loading...