Ella encuentra a una niña en una pila de basura. Cuando veas su transformación quedarás pasmado

Sarah Conque es una chica de 28 años del Sur de Luisiana. Durante un viaje de ayuda humanitaria a Haití, trabajó con niños discapacitados en un centro médico infantil sin ánimo de lucro, gracias a su titulación como Especialista en Recreación Terapéutica. Sarah ayudó a innumerables niños a crecer y desarrollarse como parte de su labor en el Centro Médico Infantil de Danita.

Pero ninguno de estos niños le llegó tanto al alma como Nika. Cuando solo tenía 3 meses, una mujer que declaraba ser su tía la llevó al Centro. Nika se encontraba en muy malas condiciones y parecía tener un grave caso de hidrocefalia. Necesitaba una operación urgente y, por suerte, Sarah pudo asegurarle un puesto en la lista de espera para ser operada. 

La operación de Nika fue bien y, finalmente, Nika podía irse a casa. Pero por desgracia, su tía la había abandonado en el hospital. Tras muchas llamadas y ruegos, pudieron convencerla de que volviera a recoger a Nika, pero finalmente se descubrió que realmente era la madre de Nika. El estigma de tener a una niña discapacitada era más de lo que podía soportar, pero Sarah persistió y le ofreció mucha ayuda. Tras un par de visitas médicas, la madre de Nika volvió a dejar de aparecer. Cuando Nika tenía 11 meses y su madre había faltado a varias visitas al médico, Sarah se vio obligada a ir a casa de Nika. Lo que allí encontró le partió el corazón.

Loading...
loading...

Nika estaba sola en casa, rodeada de basura. Los peores temores de Sarah se habían convertido en realidad. Nika había sido descuidada durante todo 1 año. Sarah pidió a la fundadora del Hospital Infantil de Danita si podían acoger a Nika,  a lo que ella accedió de inmediato. Empezaron a tratar a Nika para que se recuperara, pero los médicos le recordaron a Sarah que las posibilidades de supervivencia eran muy bajas. El 99% de los niños con su edad no llegan a su primer cumpleaños. Pero Nika luchó, y lo mismo hizo Sarah. Nika empezó a recuperarse.

6 meses más tarde, Sarah se convirtió en la cuidadora de Nika las 24 horas del día y en su tutora legal.  Pudo hacer que Nika fuera a EEUU con un visado médico, donde logró ser tratada de la mejor manera, lo que mejoró drásticamente su vida.  Ahora, con 2 años de edad, Nika ha superado todos los pronósticos.

Los milagros existen. La transformación de Nika es prueba de ello, y gracias a Sarah fue posible. Comparte esta increíble historia con tu familia y amigos. 

Loading...
loading...