Creían Que Esta Era Una Casa Abandonada, Pero Cuando La Policía Entró No Podrían Creer Lo Que Iban A Encontrar ¡OMG!

Los agentes de la policía que recibieron el llamado de los vecinos nunca olvidarán lo que vieron en esta casa estadounidense, situada en Floridad.

El oficial Mark Holste fue quien se encargó de poder revisar una casa que aparentemente no la habitaba nadie, ya que uno de los vecinos aseguró haber visto una niña asomarse por una de las ventanas de la casa, y lo más extraño de todos era que en los años que llevaban alquilando la casa de alado, nunca habían visto a ningún niño salir o entrar de esa residencia.

El día que fueron a la casa anteriormente reportada, el agente tocó la puerta, pero nadie salió, daba la impresión de que la casa estaba abandonada, pero de repente se escuchó un ruido desde el interior. El oficial derribó la puerta y al entrar encontró una desagradable escena, no sólo por el asqueroso olor, sino que todo el ambiente era repulsivo; había excremento de animales en el piso, comida en mal estado y todo estaba lleno de basura, aunque también halló algo que lo con la boca abierta…

Gateando, desnuda y toda sucia, había una niña de unos 6 años de edad que lo miraba fijamente. El agente no podía creer lo que veía, se preguntaba cómo era posible que alguien tuviera a una niña tan pequeña en ese estado.

Gateando, desnuda y toda sucia, había una niña de unos 6 años de edad que lo miraba fijamente. El agente no podía creer lo que veía, se preguntaba cómo era posible que alguien tuviera a una niña tan pequeña en ese estado.

Loading...
loading...

Una de las cosas más alarmantes fue que la niña no hablaba sino que emitía un gruñido como si fuese un animal, y por lo visto tampoco sabía caminar, sólo gateaba y al parecer no había desde hace días. Rápidamente el oficial Holste inició una investigación para dar con el paradero de la madre de la niña, quien no se había hecho cargo en lo absoluto de los cuidados básicos de la menor, y ni hablar de darle cariño y educación. 

Aunque no todas las esperanzas estaban perdidas para Danielle, ya que justo cuando lograron sacarla de ese espantoso lugar, una pareja quedó conmovida con el estilo de vida y todo el sufrimiento que había padecido la pequeña y decidieron adoptarla, a pesar de que sus nuevos padres, Diane y Bernie Lierow, ya tenían 4 hijos, quisieron incluirla a ella en su familia. 

Al principio no fue sencillo para los Lierow, pues Danielle no quería caminar, y comía tanto que incluso tenía que vomitar, pero todo eso eran secuelas del trauma por el que había pasado en su niñez. 

Pero afortunadamente todo ha mejorado con el tiempo. Ahora la niña tiene 15 años y aunque actualmente se encuentra mejor con su nueva familia viviendo en una granja y asistiendo a la escuela preparatoria, las cicatrices que dejaron los maltratos de su madre biológica aún no han sanado del todo. 

¨Es una niña de dos años en el cuerpo de una chica de 15¨ dijo su padre, aunque ellos la aman con todo su ser, no ha sido fácil tenerla como parte de sus vidas, aunque no se arrepienten de haberla adoptado, pues ella les ha enseñado una preciada lección.

¿Te imaginas qué habría pasado con Danielle de no haber sido por la generosidad y el amor de su nueva familia? Comparte esta nota!

Loading...
loading...