4 tipos de granitos que debes olvidarte de tocar o rascar o te traería graves consecuencias

Es cierto que cada vez que nos sale algún granito en nuestra piel entramos en un estado de nerviosismo que origina que los apretemos y rasquemos con la finalidad de acabar con él. Este donde este localizado, es inevitable contener las ganas de eliminarlo por nuestra cuenta, pero sin saber que este hábito podría dañar nuestro rostro.

Siempre tenemos la equivocada idea de que al presionar el granito lo podremos desinflamar y eliminar más rápido, pero no tomamos en cuenta que no todos las erupciones en nuestra piel son inofensivas, y atenta contra ellas podría poner en riesgo la salud de nuestra piel.

A continuación te indicamos al menos 4 tipos de granitos que no debes manipular:

#1 HERPES

Este tipo de herpes es muy común, y puede aparecer durante el invierno. Tiene la forma de un pequeño granito, pero sin embargo es contagioso y al apretarlo podríamos contagiar otras zonas del rostro. La opción correcta es acudir a un dermatólogo que nos recete el tratamiento adecuado.

#2 MILIA O ‘BOLITAS BLANCAS’ CERCA A LOS OJOS    

Son muy similares al acné, pero estas protuberancias no deben ser apretadas. Según el especialista Joel Schelessinger, si intentas ‘reventarlas’ sólo le estarás haciendo daño a la piel: “Exprimirlos tiene poco o ningún efecto, sólo lograrás que la piel se enrojezca, irrite e inflame, mientras la milia sigue intacta”, declaró a la Bio Bio de Chile.

Loading...
loading...

bolitas-blancas

#3 PUNTOS NEGROS

Los puntos negros se forman casi por la misma razón que los granitos: un exceso de grasa en la piel y en los poros. Sin embargo, a diferencia de los granos comunes, no es buena idea intentar ‘reventar’ los puntos negros. El dermatólogo explica la razón: “Exprimir obliga a las bacterias a provocar un traumatismo aún más profundo en la piel”. Lo mejor es utilizar productos especializados para limpiar y exfoliar las zonas problemáticas

puntos-negros

#4 PELOS ENCARNADOS

Es común que aparezcan cuando nos depilamos, pues un vello queda atrapado bajo la superficie de la piel, y si los apretamos nos exponemos a contraer infecciones y enfermedades. Schlessinger recomienda que lo mejor es controlar las molestias y tener paciencia: “Aplica hidrocortisona, eso reducirá el enrojecimiento, picor e irritación. Lava la zona afectada con un exfoliante para ayudar al vello a salir a la superficie de tu piel“.

vello

En este video podrás encontrar algunos tips para exfoliar la piel del rostro desde casa: